Alcanfores Park, una nueva familia

Noticias de Querétaro

“Es como mi nueva familia” comentó José Cruz

* Arahí Domínguez llegó para entregar juguetes y artículos médicos.

Daniela Montes de Oca

Fotos de Sixto Picones

Noticias

El Parque Alcanfores Norte fue creado como un Centro de Servicios para Personas en la Calle, en el cual se brindan servicios médicos, emocionales, de higiene y alimentación a los ciudadanos. Lugar donde los usuarios, expresados, se sienten muy cómodos, como en una familia donde todos reciben apoyo y no hay discriminación.

En la entrada del parque, los brigadiers lo detienen y le piden que deje cosas como bolsas o mochilas en una mesa, en la que limpian de pies a cabeza, a pocos pasos le dan gel antibacteriano, después de este proceso, el paso es libre.

Al lado de la entrada está la recepción, donde los entrenadores, responsables del campamento, registran nuevos usuarios; A lo lejos, hay varias secciones de carpas, una cachimba, una serie de baños portátiles y un área de carpas cubiertas que sirven como duchas.

Al caminar, los usuarios de este Centro pasan en silencio y se saludan, pueden ver mesas y varios hombres jugando con ellos, otros acostados en sus carpas, niños corriendo y jugando.

Mientras hacíamos el recorrido por el parque acompañados por Marco, quien explicó la operación en detalle, enfatizó que los entrenadores tienen un chaleco verde y que hay otras personas que tienen un chaleco naranja, estos son usuarios del Centro que se unieron voluntariamente a la organización, por lo que son una guía para otros usuarios del campamento. Los usuarios realizan varias actividades al día: se despiertan a las 7:30 a.m. y limpian, de 8:00 a.m. a 8:30 a.m., hacen meditación, a las 9:00 a.m. es desayuno, luego realizan una actividad grupal en la que discuten lo que funciona y lo que no funciona en el campamento, a las 2 pm para el almuerzo y ya para la cena.

En su tiempo libre, los entrenadores hablan para brindar orientación emocional, y los paramédicos vienen cada tres días para evaluarlos y monitorearlos, para detectar el VIH, la hepatitis y la UAQ realizó pruebas para COVID-19 ayer.

Este último está relacionado con otras tareas y servicios que se les proporcionan, como el procesamiento de certificados de nacimiento y CURP y algunos otros documentos para acercarlos a un banco de trabajo, antes de que este Presidente de Arahí Domínguez de la Junta Municipal do DIF comentara quien, junto con su esposo, el alcalde de la capital, Luis Nava, está evaluando cómo ayudarlos en un trabajo formal.

Arahí Domínguez vino con sus hijos Isabella y Bernardo, para traer algunos juguetes para los niños, algunas muletas y un andador para una persona mayor. “Me encantó ayer cómo se expresaron todos los miembros de esta familia de Alcanfores, y la realidad es que no queremos que vuelvan a las calles, por lo que debemos promoverlos”, dijo.

Los gerentes del Centro continúan discutiendo cómo pueden monitorear el programa, de modo que incluso después de la contingencia, todos los usuarios puedan tener nuevas oportunidades. Además, los cálidos comedores proporcionan comida para aquellos que solo quieren pasar y llevársela.

En este campo, no falta una guía médica y psicológica, los usuarios se han convertido en una gran familia que apoya, habla, juega, cocina y se lleva bien, todo a un lado de las vías, cuando el ferrocarril continúa su camino varias veces al día.

Orlin Miguel

Es un migrante hondureño que ya trabajaba en la ciudad de Querétaro, pero cuando comenzó la pandemia, estaba sin trabajo y vivía en un túnel, cuando fue invitado al Centro, lo pensó por unos días y luego estuvo de acuerdo, ahora menciona que es feliz en un lugar donde no existe discriminación y donde brindan atención médica muy cuidadosa.

“Confío en Dios y en todos ustedes, quienes, cuando me vaya de aquí, se irán con un trabajo, con muchas más oportunidades, que nunca los tendrá bajo el drenaje”, enfatizó.

El campamento también alberga una familia, Osvaldo dijo que vinieron de Hidalgo, donde, debido a la pandemia, tuvieron que cerrar el vulcanizador, después de caminar por varios lugares en busca de oportunidades, llegaron a Querétaro, donde pasaron algunas noches en diferentes lugares hasta ser invitado a este centro

Jose cruz

Mientras continuamos caminando, José Cruz nos detuvo para tomar la temperatura, luego explicó que fue invitado por el municipio y, cuando llegó, se unió al equipo de miembros de la brigada de salud, ya que es de la Base Roja, que es una clave para el Cruz Roja, siendo de la generación del 80 al 86 en Guanajuato.

“¿Es esto para mí como una nueva familia o mi nueva familia, y en una familia, qué hacemos? Bueno, nos apoyamos mutuamente ”, dijo, y agregó que está encantado de estar en el Centro, en un lugar donde no necesita nada, aunque también espera que la situación termine para que él pueda trabajar y reanudar su vida normal. Concluyó comentando que no debe confiar e incluso cuando puede salir a la calle, todos deben seguir tomando precauciones.

Marco Rosales

Responsable de la atención de las personas sin hogar del Instituto para la Prevención de Comportamientos de Riesgo, dijo que tienen 430 personas ubicadas en la situación referida en todo el municipio de Querétaro y tienen identificaciones de aproximadamente 243 de ellas, para quienes estaban en busca de cada una. para invitarlo a quedarse en el Centro, algunos están de acuerdo y otros no, porque prefieren quedarse en las calles pidiendo dinero, reciben un pedazo de papel con la información, porque, incluso si no quieren ingresar al campamento, pueden encontrar a alguien que sí lo haga.

“Es una gran ayuda para ellos, el objetivo principal es que avancen, que después de la pandemia les ayude a salir de esta complicada situación por la que están pasando”.

Rogelio

Rogelio, otro usuario del Centro, dijo que se había beneficiado de la ayuda del departamento durante un año, lo que lo guió a través del proceso de despido injustificado y esta vez lo convenció de permanecer en el campo, donde lo ayudaron con problemas de salud. por lo cual está agradecido.

Todos viven juntos como una gran familia.

En la entrada desinfectan completamente a las personas.

Arahí Domínguez vino a entregar juguetes y muletas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *